El sueño es ahora para una reforma Migratoria Integral

“Quizás más que en cualquier otro momento en la historia de Estados Unidos, tenemos que marchar hacia adelante con la creación de una verdadera sociedad posracial”.

 

La inmigrante mexicana Nieves Ojendiz sostiene a su hija de cuatro años...

 

A medida que EEUU busca convertirse en un país plenamente democrático, Hillary Clinton debe asumir el último desafío: lograr una transformación social positiva para todos en el nuevo milenio. ¡Porque sí se puede! Quizás más que en cualquier otro momento en la historia de Estados Unidos, tenemos que marchar hacia adelante con la creación de una verdadera sociedad posracial, así mismo adoptar una multiperspectiva para el siglo XXI. En última instancia, la gente de todas las razas y grupos étnicos debemos mantenernos unidos y trabajar en conjunto con una misión y visión incluyente y unificada si es que Estados Unidos desea situarse como el país del futuro.

 

La necesidad urgente de una reforma migratoria integral

  1. Es momento de que los 10.9 millones de indocumentados salgan de las sombras para que puedan integrarse a la sociedad, lo que les permitirá el acceso a cosas esenciales, como una integra formación y una educación, y que a su vez les permitirá seguir contribuyendo al renacimiento de la economía de EEUU como lo han hecho desde un principio.
  2. Tenemos que enfrentar el prejuicio, el racismo y la discriminación contra todas las personas, y en especial contra los inmigrantes (indocumentados y documentados) para poner fin a la violencia y los crímenes de odio y minimizar todo perjuicio. Mientras que algunos críticos pasionalmente e incluso agresivamente argumentan que la etnia / raza no es un factor significativo (o incluso un factor) perjudicial en las leyes de inmigración, aplicación de la ley, la criminalización, encarcelamiento, o coloquios, es evidente que las minorías étnicas y raciales “visten” un uniforme racial —color de piel— que a su vez se ha convertido en una marca de ilegalidad; en última instancia, la ilegalidad se encuentra equiparada con el color moreno y el color moreno se ha equiparado a la ilegalidad.
  3. Las instituciones deben abordar no solo la discriminación racial, la violencia y la brutalidad contra los inmigrantes, sino también injusticias y violaciones de derechos humanos durante su detención, el procesamiento y el encarcelamiento de todas las personas indocumentadas. Es evidente que la economía política del sistema de justicia criminal es un componente importante del sistema económico de Estados Unidos, siendo así la reforma será el desafío de nuestros tiempos, ya que puede dañar a las multimillonarias instituciones del sistema de justicia criminal y los miles de millones de dólares en ingresos para corporaciones privadas. Para aquellos que se están beneficiando del multimillonario negocio de la justicia penal, la reforma migratoria está en el último lugar de su agenda. Sin embargo, dadas las consecuencias colaterales para los inmigrantes, ha llegado el momento de cuestionar la encarcelación de las masas y el gran problema humanitario. Ej. Oficiales de inmigración deportaron a más de 200.000 padres de niños nacidos en Estados Unidos entre 2010 y 2012, y un informe reciente estima que 5.000 niños han sido colocados en orfanatos después de que uno o ambos de sus padres fueron deportados a su país de origen.
  4. En un esfuerzo por humanizar la inmigración, y celebrar la pluralidad, la individualidad y el multiculturalismo tenemos que empezar a deconstruir los mitos de la inmigración, así como los estereotipos y fobias, y promover la verdad de inmigrantes a través de anuncios positivos, compartiendo sus historias y realidades de cómo aportan a la comunidad y contribuyen a la economía y la sociedad estadounidense. Como recientemente detalla la campaña “I am proud to be Mexican” nuestros NO SOMOS CRIMINALES, el mensaje es claro y preciso contra los discursos de odio (Trump). Por lo tanto, a medida que continuamos construyendo América, tenemos que educar, asesorar, empoderar y darles la posibilidad (especialmente a los inmigrantes) de que no se avergüenzan de ser minorías, que se les permita tener orgullo, dignidad y poder desarrollar sus capacidades y ejercer plenamente su potencial humano sin limitaciones.

Recientemente documentado en “Immigration and the Law: Race, Citizenship, and Social Control Over Time” (Álvarez & Urbina, de próxima publicación), el mensaje es claro: es un nuevo mundo. Las soluciones para muchos de los problemas sociales requieren innovación, estrategia, cooperación, valor y una fuerte voz ante esta gran tarea. Un movimiento de esta magnitud también requiere resistencia, una misión enfocada, y una visión bien definida, ya que luchar con la estructura social ya establecida es como luchar con cocodrilos; resbaladizo y peligroso.

En última instancia, después de siglos de marginación y opresión, necesitamos emitir nuestros propios movimientos, proyectos e ideas como una batalla de cara a cara contra la manipulación histórica, la explotación y la opresión. Tenemos que luchar con uñas y dientes, por la equidad y la justicia en todos los ámbitos de la vida social para todas las personas, hombres, mujeres y niños.

¡Vota el 8 de noviembre del 2016!

Nota: La presente pieza fue seleccionada para publicación en la sección de opinión Univision como una contribución al debate público. La(s) visión(es) expresadas allí pertenecen exclusivamente a su(s) autor(es) y/o a la(s) organización(es) que representan. Este contenido no representa la visión de Univision Noticias o la de su línea editorial.

 

2016-11-06T01:43:26+00:00 noviembre 6th, 2016|Uncategorized|
%d bloggers like this: