Carta Abierta a Feministas

431453_362421627125136_100000719046634_1180224_622697314_n A la mitad de mi licenciatura empecé a tener curiosidad por los estudios de género y por el feminismo en particular. Solía leer e investigar a grandes e influyentes mujeres auto denominadas feministas con la misma ilusión que un niño lee su cuento favorito por las noches.

En la actualidad y ya como una mujer adulta, madura y con sus ideales bien definidos empecé a retomar el interés por el feminismo y el humanismo, al mismo tiempo emprendí una lucha por los derechos humanos y la dignidad humana.

Al empezar este movimiento y quien yo pensaba iba a ser mi mayor apoyo y respaldo en la marcha por los derechos humanos, que colosal desilusión me lleve, pues al buscar apoyo en el movimiento feminista me encontré con un feminismo torcido y vago; no con el movimiento con el que yo esperaba y tanto anhelaba encontrarme. Pensaría que la mayoría de las feministas serian personas unidas, socialmente activas, incluyentes, comprensivas, cordiales y llanas, pero no fue así. Me encontré con todo tipo de personas que se denominan feministas, pero que eran excluyentes e incluso agresivas y desconfiadas. Me percate que muchas de esas personas pelean una causa pero cuando se les ofrece una solución real a la problemática huyen de ella o no la acogen porque originalmente no fue su idea o la de su colectivo. Me encontré con diferentes tipos de feminismo, pero por lo general presencie un movimiento desorganizado, revuelto, excluyente, peligroso e incluso hiriente.

Por definición soy feminista, pues el feminismo según la real academia española se define como la  ideología que defiende que las mujeres deben tener los mismos derechos que los hombres. Pero por alguna extraña razón ante el feminismo actual no soy bien vista ni logro encajar pues mi cabello es rubio platinado y suelo según algunas personas posar de una manera provocativa y por esas mismas razones no soy una persona de fiar dentro del movimiento. He sido notablemente excluida de ciertos grupos de dicho movimiento por aparentemente mostrarme como una mujer vanidosa.

Quisiera decirle a todas aquellas personas que me han dado la espalda, que el color de mi cabello no debe de ser obstáculo para ser aceptada dentro del sus grupos, ni tampoco debe influir mi manera de ser, ni mi personalidad extrovertida. Quien o donde dice que mi perfil no encaja para yo ser aceptada dentro de sus movimientos feministas, quien dice que yo no tengo la misma pasión e ideales de lucha contras las injusticias y atropellos a los derechos humanos y problemáticas de género. Acaso tengo que crear yo mi propio grupo? Es por este tipo de exclusión que el movimiento feminista actualmente no tan fuerte, unido e inquebrantable como muchos soñáramos. La lucha es una. ¡Porque excluir! Yo al igual que ustedes, lucho con la misma fuerza, pasión  y coraje por las mismas causas que ustedes.images-2

Me pregunto dónde está aquel movimiento feminista que imagine, aquel de inclusión, tangible, de lucha, perseverancia, hermandad, humanismo, pasión, de solidaridad. ¿Donde están aquellos valores y características del movimiento feminista inicial que ha logrado tanto a los largo de los años? Definitivamente el feminismo es uno de los movimientos más vigoroso en la actualidad. Las mujeres le debemos el derecho a la educación al movi3-sufragistasmiento feminista, incluso el derecho al voto. Es por esto y muchas otras razones que suplico que se organice el movimiento feminista; siendo todos defensores y partidarios por el cambio, involucrémonos y comprometámonos a propagar día a día el sentido del movimiento, su lucha y la desmedida necesidad de lograr una equidad de género e igualdad de derechos.

Habiendo visto lo que vi e experimente de primera mano, siento que es mi responsabilidad alzar la voz y no quedarme callada, siento el deber de hacer este llamado de atención y conciencia.

nosmadalenas_internaEl movimiento feminista es tan justo y oportuno que no hay necesidad de un propagar un odio a los hombres, o conflictos y críticas entre mujeres. Hagamos del feminismo en México un movimiento acogedor y vital. Invitemos a los TODOS a apoyar y a sumarse la lucha por igualdad de derechos e equidad de género. #HeForShe

La lucha de sexos tiene que terminar. Logremos que más niñas, niños y que todo ser humano se identifique con la palabra feminista, que es un movimiento pro-equidad y pro-igualdad. Ya que ser feminista no solo es una palabra, sino un movimiento, es una idea y un sueño lleno de ambición por lograr su victoria; la equidad de género, la igualdad en derechos, libertad sexual y reproductiva entre muchos otros. Seamos luchadores sociales, respetemos la diversidad de ideas y conciencia de cada ser humano. A lo que yo he visto, existen varios tipos de feminismo pero si algo tienen en común es ese sueño y pasión indomable por lograr un mejor presente.

Esta carta abierta es un llamado y una invitación formal a las personas dentro del movimiento feminista a reorganizar el movimiento, hagamos escuchar nuestra voz feroz, luchemos por los derechos de todos de una manera unificada, consiente, inteligente e imparcial. La equidad de género es un derecho humano, como muchos otros más por los que se debe luchar. Luchemos por TODOS por lograr un mejor presente para TODOS nosotros y las futuras generaciones. Seamos incluyentes, tanto que luchamos por tener libre albedrio y control de nuestras vidas pudiendo tomando nuestras propias decisiones, pues dejemos de juzgar las acciones y decisiones de las demás personas, aquellas que no causen un perjuicio social. Activémonos en la lucha por la equidad, justicia e imparcialidad; resolviendo problemáticas sobre la desigualdad, equidad de género, sobre derechos humanos para logra un consenso universal. Unifiquémonos, la guerra es larga y con muchas batallas que pelar. No mal gastemos nuestro tiempo juzgando posturas diversas a nuestras opiniones. Aprendamos a tolerar y a apoyar los diversos movimientos pro-derecho, pues los problemas sociales de la actualidad son problema de todos. Hagamos un monstro de nuestra pasión y lucha por lograr un mejor presente. ¡Aunándonos lograremos más!

Aplaudo e elogio a todas aquellas personas que ponen su corazón en esta lucha diaria contra las injusticias, violencias de género y violaciones a derechos humanos. Aplaudo a todos aquellos seres que han decidido tomar acción. Aplaudo a todas aquellas que alzan la voz, que mueren en la ralla por la causa. Un claro ejemplo de unificación fue la marcha contra las violencias machistas el 24 de abril del año actual. Mi más sincera admiración y congratulación a mujeres de fuerza y valentía que han decidido tomar acción y que en la actualidad que se encuentran en esta interminable lucha por la justicia, mujeres que admiro y respeto y son mi ejemplo a seguir.images-3

¡Se puede conseguir más unificándonos! Dejemos de discriminarnos. Dejemos de atacarnos. Dejemos de herirnos. Todos somos humanos y por eso merecemos respeto. El verdadero y eficaz feminismo debe der reconocer que los hombres también se encuentra en desventaja, hablemos de los diferentes temas, escenarios y supuestos donde los hombres al igual que las mujeres también se encuentran en desventaja por los roles y estereotipos de género. El feminismo no es un movimiento anti-hombres. Logremos que se deje de satanizar la palabra feminismo que se ha vuelto tan interactiva e inconfortable para quien no conoce su verdadero significado y lucha.  Hagamos del feminismo un movimiento real, consiente y equilibrado sin ventaja para ningún género, sin discriminar ninguna inclinación sexual.

Día a día dilatemos el movimiento feminista convirtiéndonos en agentes de cambio difundiendo información clara y precisa sobre el movimiento. Invitemos a las demás personas a unirse a la causa, expliquemos y eduquemos a la sociedad, viralizemos contenido educativo sobre la equidad de género, derechos humanos, y los movimientos pro-derecho y sociales. Entremos en debate sobre ideas y problemáticas actuales con respeto y fundamento. Hagamos del feminismo un movimiento inteligente, incluyente y victorioso. Hagamos saber que la lucha es de todos y todas, que no queremos derechos divinos ni somos superiores a nadie, solo exigimos lo justo. Exigimos una igualdad de derechos y una vida equitativa.

Soy mujer y me siento orgulloso de ello. Prevalezco y lucho a diario para que se reconozcan, no se violen ni violenten los derechos de las personas, no solo los derechos de las mujeres. Sueño con una transformación cultural, donde el respeto no se tenga que exigir ni hacer valer mediante nuestro derecho individual de legítima defensa. Sueño con una metamorfosis social y cultural, sueño que mi esfuerzo sumado al de muchos otros más cambie el mundo. Sueño con un mejor presente.

Ayúdame a difundir este mensaje y crear conciencia.

Sofía Espinoza Álvarez

CC: Marta Lamas, Marcela Lagarde

2016-10-25T21:23:50+00:00 octubre 20th, 2016|mujeres|
%d bloggers like this: